EL ACUERDO ALCANZADO ENTRE OMBUDS Y LOS SINDICATOS UGT Y CCOO OBEDECE A UNA ESTRATEGIA PARA EVITAR LA FUGA DE CLIENTES

Categoría: Comunicados, Noticias, Portada, Sedes

 

PicsArt_07-11-01.23.56

 

 

 

En Madrid, a 11 de julio de 2019

El auditor de las cuentas de Ombuds, Plan Audit, advierte de factores que ponen en duda que esta pueda seguir en funcionamiento. La compañía ha disparado su pasivo y las pérdidas en los últimos ejercicios, así como la deuda con Administraciones públicas.

Ombuds se acogió al artículo 5.bis de la Ley Concursal el pasado 30 de junio, coincidiendo, aseguran fuentes cercanas a la empresa, con “la decisión inesperada de la banca de cerrar el factoring [las líneas de financiación comercial]“.

La deuda de Ombuds con Administraciones públicas se disparó desde los 10,2 millones en 2016 a los 41,5 millones en 2017
Santander, Bankia y Caixabank, los bancos con los que trabaja Ombuds, mantuvieron una reunión ayer martes para tratar la situación.

Sobre la posibilidad de que el grupo abandone la situación preconcursal en la que se encuentra, difieren las versiones, todas ellas presentes en las negociaciones. Las mismas apuntan desde a una salida del 5.bis el próximo 30 de julio hasta la presentación, este viernes, de concurso de acreedores.

Por todo ello, desde alternativasindical entendemos que el acuerdo firmado por UGT, CCOO y OMBUDS obedece a otros intereses distintos a los de salvaguardar los puesto de trabajo o abonar la deuda con los trabajadores. Es un acuerdo de cara a la galería para evitar que los clientes de la compañía rescindan, de forma unilateral, los contratos evitando la fuga de clientes ante la inminente entrada en un concurso de acreedores.

El compromiso plasmado por parte de la empresa de seguridad OMBUDS con la connivencia de los sindicatos UGT y CCOO donde vienen a firmar un compromiso mediante el cual la compañía se compromete a abonar las nóminas que aún no han sido satisfechas – la inmensa mayoría de los trabajadores siguen sin cobrar – antes del 21 de julio así como la paga extra de verano, obedece a una estrategia orquestada por la propia compañía y donde necesitaban la participación de los dos grandes sindicatos de este país para darle un toque más real.

Con la redacción y posterior publicación de ese compromiso la dirección de la compañía intenta evitar que su volumen de negocio disminuya considerablemente mediante una rescisión unilateral de los contratos que mantiene con sus clientes antes de que el juzgado de lo Mercantil dicte auto por el que declare el concurso y asigne un administrador concursal, pues llegado ese momento, ningún cliente podría ya, rescindir el contrato. No en vano, la compañía mantiene varios contratos de adjudicación pública, mediante concurso, en los que, en muchos de ellos, existe una clausula mediante la cual ante un incumplimiento en el pago de las nóminas a sus trabajadores, por parte de la empresa adjudicataria, es motivo suficiente para rescindir, inmediatamente, y de forma unilateral el contrato con la empresa de seguridad. Como sucede en el caso de Metro de Madrid y donde nuestra organización sindical ya registró, durante el día de ayer, la solicitud de rescisión de contrato a la gerencia de metro por impago de salario a los vigilantes que prestan servicio para OMBUDS en la red de metro.

En otro orden de cosas es conveniente recordar que el auditor de las cuentas de OMBUDS, PLAN AUDIT advirtió de factores que ponen en duda que la empresa pueda seguir en funcionamiento dado que la compañía ha disparado su pasivo y demasiadas perdidas en los últimos ejercicios. Más allá de la deuda que lastran con la Agencia Tributaria y la Seguridad Social. Si a eso se le suma que las entidades financieras no le han renovado el factoring, la suma de todos estos factores no hace prever un futuro nada optimista.

En su intento de salvar la compañía a la desesperada, la dirección de la compañía sigue mintiendo a los trabajadores y a la opinión pública pues, entendemos, que a ningún grupo inversor le va a convenir adquirir el accionariado de la empresa antes de que el juzgado de lo Mercantil dicte auto por el que declare el concurso de acreedores dado que tendrían que asumir la totalidad del lastre de deuda que mantienen a día de hoy. Mientras que si esperan al concurso de acreedores podrían adquirir la empresa a un precio simbólico y libre de deudas.

Por eso, desde alternativasindical, exigimos a la dirección de la compañía que utilice el sentido común y en un ejercicio de responsabilidad para con sus 8.000 trabajadores que son su responsabilidad dejen de divagar y de mentir. Los trabajadores necesitan soluciones y nosotros como sindicato representativo en la compañía, las exigimos.

Para ampliar información

Alberto García Martinez
Coordinador Estatal de Comunicación de alternativasindical

Telf. 673 80 10 85



       

You must be logged in to post a comment Login